PURINES D.O.

IMG_7394

Debiéramos cuidar no contradecirnos al ofrecer  perniles sanos  curados con  el aire limpio de la montaña,  cuando  muchos secaderos están ya en medio de polígonos industriales, con no todos los humos controlados, ó  con amenazas de tener  que compartir  espacio, en el futuro, con empresas de tratamiento de residuos.

Su sostenibilidad  precisa  disponer del recurso, cerdos y secaderos. También no sobrepasar el volumen de residuos capaces de absorber. El jamón, delicioso gastronómicamente y recomendable nutricionalmente,  precisa  de cerdos criados en granjas de las que fluyen purines. La incorrecta gestión de este residuo, puede plantear serios problemas, tanto sanitarios para los animales y personas que trabajan en la explotación, como medioambientales en el entorno: aparición de malos y fuertes olores procedentes de sustancias amoniacales y sulfhídricas, plagas de insectos, presencia de determinadas bacterias, suciedad general, contaminación de suelos, aparición de gases y, por supuesto, contaminación de los cauces donde son vertidos o de los acuíferos donde son filtrados. Algunas de las técnicas industriales  de tratamiento de purines se basan en digestiones anaerobias,  con formación de biogás. Este proceso permite transformar un residuo problemático en un fertilizante agrario de gran calidad, aportando al terreno la dosis adecuada de nutrientes y evitando toxicidades en los cultivos, sin contaminar  el terreno ni las aguas subterráneas por presencia de nitritos, sin aportar metales pesados ni microorganismos. La problemática de abordar industrialmente estos tratamientos,  es su coste económico, y el sector ganadero familiar no está en disposición de abonar los costos para eliminar sus residuos.

Los promotores del Jamón de Origen de Teruel deberían asumir este compromiso de obtener un producto de calidad  integrado y comprometido con la conservación ambiental del territorio, y marcar el límite de producción, no solo pensando en el mercado, también evaluando la capacidad  de tratar adecuadamente los residuos que se generan.

……………………………………………………………………

Publicado el 6 de septiembre de 2005 – Peñarroya de Tastavins

TIERRAS ALTAS DEL MAESTRAZGO

IMG_4142

Durante esta primavera lluviosa he tenido la fortuna de recorrer junto al  Grupo Alpino Javalambre las altas tierras del Maestrazgo. Territorios de la antigua  Baylia de Cantavieja: Barranco de la Tosquilla y Rambla de las Truchas, río de la Cuba, barranco  de  Santa Ana, que este año andan preñados de agua. Tierras  surcadas de coladas, cordeles, azagadores,  cañadas, chozos de piedra seca en una paisaje parcelado por paredes de losas, que estructuran predios con vocación ganadera.

Torres defensivas de masías  indican que en estos lugares de frontera  debieron desarrollarse crueles batallas, también cuadrillas de bandoleros que rondaban por la sierra y de los que había que protegerse,  que han marcado el carácter de sus pobladores. Sus gentes estan  acostumbrados a salir solos de las dificultades de un medio hostil.

Desde el inicio de la revolución industrial la despoblación se ha cebado aquí. Al ritmo que se abandonaron los telares y molinos vinculados a la manufactura de la lana, desaparecieron los inmensos rebaños de ovejas, comenzaron  a caer las tapias de los linderos,  también se han abierto camino carcavas en las veredas,  y tristemente se han comenzado a hundir  los techos de las masadas. El carrascal y el boj han recuperado los territorios  perdidos que les robo el ganado y alli han retornado como nuevos moradores la cabra montes, los corzos y jabalies.

Andando por estas sendas sentimos a cada paso el agua escupida por  una tierra saciada. Aabrevaderos rebosando, barrancos con chorros de agua saltando entre piedras camino de  ramblas  en las que sólo fluye el agua cuando descargan las tormentas estivales,  cuando se convierten en grandes ríos modelando suavidad en piedras agrestes de un lugar montaraz.

Restos de linderos empedrados, edificios en ruinas, campos yermos  comienzan a ser como los fósiles, que  hoy incrustados en la caliza nos hablan de un pasado distinto.

Antes de que se derrumben estas  paredes que sujetan  campos aterrazados ganados a las laderas, hemos podido comprobar  la eficacia del funcionamiento del  trabajo realizados hace siglos con un  gran conocimiento del medio natural. Los huecos dejados entre la piedras de los muros son el desagüe de un complejo sistema de drenajes planificado en el momento de su construcción; estos estos días los vemos rezumando agua, para evitar que revienten por la panza. Nadie repara las improntas que incrusta  la violencia del hielo, el viento o la tormenta. Apenas les quedan días y con ellos se borra la huella de sus constructores. Paisajes artificiales que necesitan del hombre para seguir existiendo.

……………………………………………………………….

Publicado el 17 de mayo de 2004 – Iglesuela del Cid

 

¿PARQUE FAUNISTICO?

 

IMG_7915

 

Estos días de otoño  invitan  a caminar por los montes de la Sierra de Albarracin y Montes Universales. Buscar setas ó simplemente  pasear por paisajes montañosos sobre sustrato volcánico, areniscas rojas o blancas calizas,  prendados de la variedad de colores de los  árboles, que destiñen sus hojas verdes conforme el frío  penetra a través de gargantas excavadas por riachuelos  descendiendo en busca del  mar.

No publicitamos lo suficiente las bondades de estas montañas,  ni apostamos por la necesidad de conservar y mejorar esa naturaleza silvestre cargada de elementos culturales de los habitantes, que viven y aprovechan sus recursos.  Lejos de poner en valor la excepcionalidad de esta tierra,  se sigue insistiendo en crear nuevos alicientes para atraer turismo, como si la Sierra no tuviese los suficientes para ello.

Me refiero al proyecto de pistas de esquí  en las laderas del monte Caimodorro para rellenar las lomas con gentes de variados colores calzados con tablas de madera deslizándose por un manto blanco. Olvidan que en  estas latitudes  no  nieva tantos días al año y  el resultado final puede ser: groseras infraestructuras  metálicas sobre suelos descarnados y deforestados, sin nieve y sin gente que camuflen su impacto ambiental. Menosprecian la singularidad de los ríos de piedra, tremedales y del bosque.

También estoy pensando en el  Parque Faunistico de Tramacastilla; un zoo, para entenderno,s situado en un bello paraje de la Sierra. Una idea ya llevada a cabo en otros lugares de la geografía nacional, donde el principal atractivo es su  localización en un espacio bello, que  termina degradándose por la presión de unos animales encerrados.  Me cuesta entender,  porqué para este tipo de proyectos debe sacrificarse un espacio natural, cuando podría revitalizarse tantos espacios deteriorados,  que precisan de actuaciones imaginativas pararecuperarlos.

¿Acaso Ayuntamientos, Consejos Comarcales y Gobierno  solo son capaces de justificarse ante la sociedad con este tipo de descabellados proyectos ejecutados con dinero público, mientras decapitan otras partidas presupuestarias importantes, como aquellas que permiten que las gentes de los pueblos dispongan de necesidades básicas como la tener un médico?

……………………………………………………..

Publicado el 30 de octubre de 2004 – Tramacastilla

¿DESAPARECEREMOS COMO LOS OSOS?

 

IMGP3377

 

Los últimos cazadores recolectores de la Península Ibérica se refugian en la Cordillera Cantábrica y menos de diez quedan en los Pirineos. Los osos, que -junto a los humanos, como omnívoros- ocupan la cumbre de la pirámide trófica de los ecosistemas, son desterrados por la misma fuerza que aparta a los vaqueiros de las praderas que robaron a los bosques de roble y hayas de la España húmeda. Estos, que desplazaron a aquéllos a sus últimos refugios, hoy sufren con ellos un trágico devenir que, quizás, no es más que un preludio de lo que nos espera a todos.

Acaso el incremento de consumo de paisajes naturales no deja de ser un aviso de ruptura de la sociedad con su medio natural. Somos capaces de  observar, pero no de  recuperar habitos para mantener las conductas culturales de su uso y aprovechamiento con un criterio de sostenibilidad.

En las montañas palentinas, como en las cumbres del Pirineo siguen persiguiendo al oso en sus últimos enclaves. Los ganaderos, las gentes de los pueblos, con ello pretenden hallar solución al devenir de un modelo de vida incapaz de competir con la sociedad de consumo. No son conscientes que la desaparición de ambos de la vida de la montaña, y su sustitución por las infraestructuras que demanda el sector turístico, implica la pérdida de valores culturales de autosuficiencia que difícilmente recuperaremos cuando una crisis de recursos nos haga de nuevo volver la vista a la búsqueda de un modelo sostenible. Este modelo  significará, sin duda, renunciar a lujos innecesarios, si tenemos en cuenta que mantenerlos supone hipotecar el futuro de las generaciones venideras y generar conflictos de desigualdad en el reparto de los mismos entre la población, por cuanto su limitación no permite la posibilidad de generalizarlos.

 

………………………………………………………………

Publicado el 2 de agosto de 2006 – Asturias

EL OVALO

 

ovalo 9

 

 

Personalmente me gusta el aspecto que va tomando la ciudad,   resultado de las actuaciones llevadas a cabo por el  Ayuntamiento, apoyado entre otras aportaciones económica por el Gobierno de Aragón,  aunque este hecho  muchas veces  parece quererse personalizar en alguno de sus miembros. Ese esfuerzo se ve recompensado,  por el reconocimiento de los ciudadanos  y también por diversos premios llegados desde el exterior

 En el Ovalo,  desde el punto de vista estético observo un diseño,  que hace convivir el espacio histórico con las técnicas y materiales de la época  en que se acomete la restauración. Como ciudadano,  veo con preocupación  la falta de  una crítica  a este proyecto,  valorando el papel que la restauración  ha significado en  la solución del conflicto del tráfico ó analizando aspectos como  su mantenimiento y gestión. Con respecto a este último, apenas días después de su inauguración ya se enfrentó al problema de la supervivencia de los árboles plantados, quizás  por una elección de la especie por criterios exclusivamente estéticos ó por no prever la necesidad,  como seres vivos,   de un suelo mayor  para desarrollar sus raíces, que el reducido cajón rodeado de cemento y escombros, que les han dejado. El sistema de iluminación del carril reservado a vehículos   ha tenido que ser eliminado en la parte de acceso a la Calle Nueva y viene significando un riesgo para el peatón despistado que  tropieza con él.

Con respecto  a su contribución a solucionar el conflicto del tráfico en Teruel,  pese a que en los bocetos pioneros del proyecto se contempló la necesidad de compaginar el protagonismo del peatón  con la necesidad de dar salida al trafico fluido,  que accede a diferentes puntos de la ciudad a través de este lugar –creo recordar que se planteó incluso soterrar  el espacio reservado al coche- , al final, quizás por las prisas de asumir  cierto protagonismo del proyecto en las cercanías de elecciones autonómica y locales, se aceleró  la decisión de priorizar los plazos de inauguración, frente a recomendaciones  de  desarrollar conjuntamente  la actuación  del Ovalo con la remodelación de la Glorieta  para dar mayor rigor al proyecto con el objetivo de: dotar de un gran espacio a la ciudad antigua para el disfrute del ciudadano que quiere pasear, y acoger los coches de las personas que acceden a un centro histórico ya aceptado por todos como espacio peatonal.

Al igual que se da publicidad a los premios concedidos a este espacio,  no estaría mal un auditoria que analizara esos otros aspectos del proyecto premiado, por los que algunos consideramos que  no ha contribuido a mejorar del todo  la ciudad..

 

……………………………………………………………..

Publicado el 24 de noviembre del 2001 / Teruel

UN POCO DE HUMANIDAD AL NUEVO URBANISMO DE TERUEL

 

plaza san juan 4

 

 

Intento seguir los consejos del Gobierno de Aragón pidiéndonos tiempo para acostumbrarnos al nuevo urbanismo de  Teruel, y, como ciudadano, no termino de  integrarme  con   este nuevo modelo de  espacios  abiertos, oscuros, incómodos, a los que les falta humanidad. Los concursos de ideas para desarrollar proyectos de remodelación de espacios públicas de la ciudad,   apenas han tenido  participación  popular, parecen más orientados a sentar las bases de futuros premios internacionales y menos a lograr que las gentes de la ciudad establezcan lazos de unión con la calle.

La  incorporación de nuevos elementos  a la Ciudad Mudéjar contrasta con los elementos que la han venido definiendo desde sus orígenes medievales. La utilización de piedras oscuras importadas, que se desgajan apenas  inaugurado, no creo ha sido una innovación que nos permita olvidar que esta ciudad se levanta con la  utilización  de  la arcilla, materia prima económica, cuya  humildad se compensa  con cerámicas azules y verdes que aportan colorido y reflejos a un lugar siempre iluminado por el sol. El abanico de luces y sombras que  a lo largo del día cambia la perspectivas de las calles turolenses  no debiera pretenderse sustituir con la incorporación de excesivas luces que  nos oculten  la  tenue  iluminación y frescura  que la noche veraniega nos aporta tras un día de canícula feroz, ó los brillos de la escarcha helada  bajo el cielo estrellado invernal   que nos invita a pasear abrigados con la bufanda y el tabardo. El nuevo urbanismo   tan siquiera nos ha aportado bancos cómodos con respaldo donde dejar pasar el tiempo contemplando los también ausentes árboles anclados con sus raíces al suelo dejando pasar el tiempo, que en el nuevo estilo de la ciudad  se ven encerrados en maceteros que limitan su crecimiento y los apartan de la madre tierra.

Esta nueva imagen de la ciudad es responsabilidad  de una clase política camaleónica que sobrevive  pese a los enormes cambios sociales vividos en las últimas décadas. Nace de proyecto acelarados por  la cercanía de elecciones autonómica y locales,  en los que ha primado la decisión de sus  plazos de inauguración, frente a, por ejemplo,  recomendaciones  de  desarrollar conjuntamente  la actuación  del Ovalo con la remodelación de la Glorieta  para dar mayor rigor al proyecto con el objetivo de: dotar de un gran espacio a la ciudad antigua para el disfrute del ciudadano que quiere pasear, y acoger los coches de las personas, que acceden a un centro histórico ya aceptado por todos como espacio peatonal.

Al igual que se da publicidad a los premios concedidos a este espacio,  no estaría mal un auditoria que analizara esos otros aspectos del proyecto premiado, por los que algunos consideramos que  no ha contribuido a mejorar del todo  la vida en nuestra  ciudad..

…………………………………………….

 

Publicado el 26 de Noviembre del 20015 / Teruel

¿NUCLEAR?. NO, GRACIAS

 

IMGP2382

 

Si alarmante fueron las declaraciones, en la UVT, del Secretario General de CCOO,  abogando por la apertura de debate sobre la Energía Nuclear como alternativa a la dependencia energética de nuestra sociedad, lamentable ha sido la falta de contestación social a las mismas.

Nos ha costado lograr un gobierno,  que   renunciara  a la política nuclear y asumiera el compromiso de cierre de instalaciones, a pesar de los tiempos en que la presión del lobby  nuclear ha lanzado la reactivación de esta fuente energética como alternativa a la crisis del petróleo, como para que desde sectores sindicales, llamados de izquierdas y que promueven programas alternativas de desarrollo,  se  ofrezca apoyo a las Nucleares.

Quizás,  esas declaraciones solo pueden hacerse en Teruel. Obsesionados por recuperar el tiempo perdido  e incorporarnos al modelo económico de desarrollo, aceptamos cualquier propuesta que no nos obstaculice entrar en la sociedad de consumo. Cerramos los ojos ante los riesgos que este modelo genera,  ante las desigualdades sociales sobre las que sostiene;  mientras unos miramos nuestro nivel de calidad de vida en el PIB, gran parte de la humanidad sufra guerras, enfermedades y  hambruna, cuya causa es el expolio de los recursos demandados por el llamado mundo occidental sobre el resto  del planeta.

Esta forma de vivir nuestra, se ha sustentando sobre una fuente de  energía barata, que hasta la fecha nos la ha dado el petróleo,  y  requiere para subsistir del mismo  modelo. Si  nuestra sociedad  sigue empeñada en incrementar el gasto energético, sobre valores de calidad de vida, que no cuentan con la perdida de servicios irremplazables de la naturaleza,  pocas alternativas existen.

No es la primera vez   que una civilización se colapsa por la destrucción de los recursos medioambientales de los que dependían. La  nuestra  si apuesta por la energía nuclear, será  la única, que además  dejará lastras  tras su  desaparición  a varias generaciones que la sucedan.

Los efectos de los residuos nucleares se estiman permanecen activos varias decenas de miles de años, el Plutonio 239 (vida media de 24 400 años), el Neptuno 237 (vida media de 2 130 000 años) y el plutonio 240 (vida media de 6 600 años). ¿Qué opinaríamos de los romanos, si en vez de dejarnos  su lengua, su cultura, sus restos arqueológicos, su historia, nos hubieran dejado depósitos nucleares cuyas consecuencias siguieran afectando a nuestra salud?.

 

…………………………………………..

Publicado el  6 de Septiembre del 20015, Teruel